DEBERES, MENOS CANTIDAD Y MÁS CALIDAD



¿Qué prefieres un saco de naranjas secas o medio kilo de naranjas dulces? ¿Una caja llena de libros que no te interesan nada o tres libros interesantes? Con los deberes ocurre lo mismo, lo importante es la calidad de los mismos y no la cantidad. 

Siempre se está aprendiendo, mucho más allá del contexto puramente escolar. Crear contextos de aprendizaje fuera del contexto escolar, ayudarán al alumno a afianzar los aprendizajes de un modo práctico y  contribuirán a afianzar los vínculos familiares y a implicar a  los padres. Nos servirá de brújula para acompañar a nuestros hijos.

Algunos de estos “deberes” pueden ser:

  • Preparar un tema para una exposición oral.
  • Ver una película, bien escogida.
  • Salir a dar un paseo por un entorno natural.
  • Ir a la compra.
  • Comentar un texto.
  • Hacer una excursión.
  • Visitar un museo.

Son algunas tareas que se salen de las “poco estimulantes”.

Preparar estos contextos de aprendizaje, requiere esfuerzo por parte del docente y  tiempo para compartir con sus hijos por parte de las familias.

Las actividades no hay que plantearlas de un día para otro; es mucho más eficaz hacerlo de semana  en semana o marcar fechas con mucha antelación, para una exposición, por ejemplo, con la finalidad de no agobiar. Además estaremos contribuyendo a que el alumno adquiera competencia para planificarse a largo plazo.

Los alumnos tienen que tener un tiempo limitado para hacer los deberes. Es normal que se desconcentren y se aburran cuando no les motiven, pero también es importante que desde pequeños aprendan a asumir responsabilidades.

Como padre, algunas acciones que he llevado a cabo con mi hijo y que me han funcionado en Educación  Primaría han sido:

Cuando no ha querido hacer los deberes, no insistir con el “Haz los deberes”, he preferido decirle: “Llévalos sin hacer y punto. A ver como te va en el cole…”. Os puedo asegurar que es mucho más eficaz que el desgaste y la pelea de repetirnos como loros y acabar desesperados. Es una forma además de hacerlos a ellos los responsables.

Otro método que también me ha funcionado es poner un cronometro en marcha y decirle a mi hijo: “Tienes quince minutos” (Nunca más de media hora). Los deberes para un niño de Educación Primaria no pueden sobrepasar media hora. Lo demás es “pelea”. De este modo aprenderá a planificarse a corto plazo. Para que luego pueda hacer lo que le plazca. Lo mismo que hacemos los adultos cuando hemos acabado nuestro trabajo o una tarea.

Hace poco, mientras llevaba a mi hijo de nueve años al colegio, en la radio hablaron de los bancos, él me pregunto: “¿Papá cómo es un banco?”. Me descolocó.

Es cierto, él nunca ha pisado un banco (aunque en estos tiempos es mejor salir corriendo de ellos). Cuando eramos pequeños sabíamos lo que era un banco, un mercado, un taller, una librería, una huerta… porque nuestros padres nos llevaban de la mano y aprendíamos con ellos.

Hoy vivimos en la era tecnológica, hay muchas gestiones que se hacen por internet e impiden a los niños vivir y aprender de experiencias muy cotidanas para nosotros.

Los últimos estudios de la OCDE sobre deberes, inciden en que no se acentúan las diferencias entre los alumnos de Educación Primaria que hacen deberes y los que no, pero si se marcan diferencias notables en los de Educación Secundaria.

Como maestros no debemos bombardear a los alumnos con deberes en cantidad sino buscar esa calidad que les haga complementar el trabajo del aula. Que les motive y que les deje con ganas de más.

Como padres no debemos bombarlearlos con actividades complementarias para ser “Un Nadal,”Un Ronaldo” o “Una campeona olímpica”. En cierta ocasión al entrar en una instalación deportiva  leí: “Si quiere un deportista de élite en la familia entrene, pero deje en paz a su hijo”.

Dejemos de ser “padres y madres moscardón” que no paran de sobrevolar alrededor de ellos. Haim Ginnott escribió en su libro Between Parent & Teenager: “mi madre sobrevolaba sobre mí como si fuera un helicóptero”. Llegando a  hablar incluso en plural “¿Cuántos deberes tenemos hoy?”. “¿Contra quién jugamos este sábado?”.

Saquémosles de la “burbuja protectora” y abramos de vez en cuado la ventana para que entre aire fresco y para que puedan volar.

El escritor inglés D. H. Lawrence creía que para el bienestar de los niños resultaba fundamental hacerles el caso adecuado y tenía tres reglas para educarlos: “primero, dejarlos en paz. Luego dejarlos en paz y por último dejarlos en paz”.

No olvidemos del aprendizaje somos responsables todos, más calidad, menos cantidad, equilibrio, sentido común y mucha paz.

12 TIPS PARA LIDERAR CON ARTE.

 

Piensa en algún jefe, maestro o entrenador…que te marcó . ¿Cómo te trataba?, ¿Qué cualidades tenía?, ¿Cómo te hacía sentir?…Para dirigir un aula, un equipo, un centro educativo, una organización , son necesarias una serie de habilidades y aptitudes.

lider

  1. Equilibrio entre el interés por la persona y el interés por los resultados; En ocasiones mostrar exceso de interés por la persona nos puede llevar a perder de vista, cual es el objetivo real del equipo, corriendo el riesgo de convertirnos en un “Resort de vacaciones”. Así mismo, el exceso de interés por los resultados puede convertir al equipo en un “Club de androides”.
  2. Visión para marcar el camino. Para ello es fundamental ser capaces de hacer una análisis de realidad de lo que somos y de la realidad que queremos llegar a ser. Para trazar ese camino necesitaremos un plan de acción y una organización eficaz de los recursos.
  3. Inteligencia práctica; Para simplificar lo complejo. “Hay personas que ven un problema en cada solución”. El líder eficaz es pragmático y sabe distinguir entre lo urgente y lo importante.
  4. Autorregulación emocional; para una correcta expresión tanto oral como escrita. Cuida lo que escribas o digas…”Por la boca muere el pez y el líder también”.
  5. Autoconocimiento. Para gestionar el estrés y los tiempos en las tareas. No podemos dar con una flecha a todas las dianas. Céntrate en la tarea que estás llevando a cabo e identifica cuando estás superando los límites que te hacen disminuir la eficacia. Que no te pueda “El ansia viva”.
  6. Conocimiento de los demás. No todas las personas con las que tratamos son iguales. Para ello observa y escucha primero y si no es necesario, no tomes decisiones en caliente.
  7. Humildad para reconocer los errores. Es preferible “Sacar la pata” que “Meterla hasta el fondo”.
  8. Flexibilidad ante las innovaciones. “Los robles se pueden resquebrajar, mientras el junco siempre sigue en pie”. Adáptate a los cambios.
  9. Convierte al grupo de personas en equipo que comparte un objetivo común. Esto nos ayudará a mantener la cohesión.
  10. Perspectiva. Un líder tiene que tener la capacidad de ver el sistema desde fuera, desde arriba y con una visión de 360º, que le permita tomar decisiones y ser objetivo ante cualquier situación.
  11. Favorecer el aprendizaje y crear entornos para ello, es siempre la mejor inversión.
  12. Empuje y motivación. Observa y valora el trabajo bien hecho. “Olvidar una felicitación  es matar un entusiasmo”.

 

 

EQUIPO +

herramientas

 

Trabajo en equipo:

“El cuento de las herramientas”

En un pequeño pueblo, existía una diminuta carpintería famosa por los muebles que allí se fabricaban. Cierto día las herramientas decidieron reunirse en asamblea para dirimir sus diferencias. Una vez estuvieron todas reunidas, el martillo, en calidad de presidente tomó la palabra.

Seguir leyendo

12 Píldoras para la mejora de la convivencia educativa.

IMG_2537

  1. ESCUCHA: Descubrirás que hay vida detrás de tu ego…existen compañeros, familias y alumnos muy interesantes. https://javisobrino.com/2015/10/03/el-que-habla-siembra-el-que-escucha-cosecha/
  2. OBSERVA: Tras las palabras están las emociones, dedica tiempo para observarlas.
  3. NO JUZGUES: “Antes de juzgar y criticar a alguien colócate en sus zapatos. Quizás te des cuenta de que te quedan bien grandes”.
  4. RESPETA: Cada uno tiene sus creencias y su  historia personal.
  5. COMPARTIR: Objetivos y éxitos. El éxito de tu Centro es tuyo también, participa y no boicotees.
  6. AUTOCONTROL: Benjamin Franklin dijo en cierta ocasión que “Siempre hay razones para estar enfadado, pero, estas rara vez son buenas” https://javisobrino.com/2015/11/05/el-enfado/
  7. COMUNICACIÓN EFICAZ: El lenguaje no sólo describe la realidad, también la crea, una sola frase destructiva, puede cambiar como afrontar el día, incluso puede llegar a cambiar la dinámica del centro. https://javisobrino.com/2015/09/22/la-semilla-de-la-intranquilidad/
  8. NO SEAS TÓXICO: Que la gente se vaya de tu lado mejor de lo que llegó.
  9. SENTIDO DEL HUMOR: Relaja…que favorece la creatividad.
  10. ABRE PUERTAS: Buscar actividades comunes con tu claustro, familias y alumnos ayuda…Fuera prejuicios.
  11. CONSCIENCIA: ¿Eres consciente lo importante que eres?
  12. RESPONSABILIDAD: Asume tu rol de un modo constructivo, como docente o como familia y todo irá como un tiro.

“El que habla siembra, el que escucha cosecha”

Escucha

Estamos pendientes de hablar bien en público, ser buenos oradores, buenos en el debate. Son habilidades que cada vez se trabajan más en la escuela…Muy valiosas.

Pero lo que nos hace realmente extraordinarios es: Saber escuchar.

Internet, las redes sociales, las aplicaciones de mensajería instantánea…Sirven para conectarnos y comunicar de un modo más o menos eficaz pero sesgado, también han servido para desconectarnos de lo que está sucediendo a nuestro alrededor, con nuestra pareja, con nuestra familia, con nuestros compañeros. Seguir leyendo

LA SEMILLA DE LA INTRANQUILIDAD

chat

La elección de temas para conversar en los grupos de mensajería instantánea es amplia. Con tanta variedad, uno  de los temas más recurrentes es el de enjuiciar a los que tratan de educar a nuestros hijos.

Hay auténticos expertos  dentro del grupo en sembrar la semilla para que brote el frondoso bosque de la intranquilidad.

El Doctor Mario Alonso Puig dice “Cuantas veces construimos realidades con dos fragmentos de información y un montón de suposiciones“. Seguir leyendo